Grupo Galana

No me pida un “focus group”

El focus group fue una herramienta muy popular en el mundo del mercadeo y la publicidad, muchas empresas facturaron millones vendiendo esta metodología a las marcas que buscaban respuestas sobre sus productos y servicios en lo que éstas consideraban su público objetivo. Lo cierto es que, aunque todavía existen personas que se atreven a proponerlo, el popular focus group es obsoleto, poco confiable, y con todas las alternativas que tenemos hoy, puedo afirmar que es una pérdida de tiempo y dinero.

Para empezar, el focus group se basa en la premisa de que los participantes proporcionarán respuestas honestas y precisas a las preguntas planteadas. Sin embargo, la gente no siempre es sincera en este tipo de escenario, lo que significa que los resultados pueden ser engañosos. Como humanos, en un focus group somos sensibles a lo que ocurrió antes durante y después del experimento, y eso influye directamente en la respuesta que daremos respecto a nuestra experiencia con el producto que estamos testeando. En algunos casos, las personas pueden sentirse presionadas para dar respuestas que creen que el moderador quiere escuchar, o pueden sentirse cohibidas al hablar abiertamente en un grupo de extraños. ¿Tuvimos problemas para llegar al lugar? ¿Nos llamó la atención alguna persona del grupo? ¿Hace frío? ¿Tenemos hambre? Todo cuenta.

Además, el focus group suele ser costoso y requiere mucho tiempo y recursos para planificar y ejecutar. La contratación de un moderador, el acondicionamiento de la sala, la preparación del producto y la compensación de los participantes pueden aumentar rápidamente los costos. Y dado que solo se pueden realizar con un número limitado de participantes, los resultados no son representativos de la población en general. Nuevamente, no sirven.

Afortunadamente, existen muchas herramientas de estudio de mercado que son mejores que el focus group para analizar el público objetivo de una marca. Usted puede utilizar desde las más simples y económicas como la encuesta en línea, o las más sofisticadas como el reconocimiento facial que incluye el análisis de micro gestos y grabación de voz para captar de manera espontánea las opiniones reales de los consumidores sin que nadie se las pregunte de manera directa.

Sin importar qué tan grande sea su empresa o qué tanta plata tenga para observar el mercado, por favor, no me pida un focus group.

Otros temas:

El poder de las historias en el marketing

El Storytelling es el arte de contar historias que encantan a tu público. Esta herramienta se destaca por su capacidad de conectar emocionalmente con la audiencia. No solo es una forma de entretener, sino también una estrategia poderosa para construir y fortalecer marcas.

Leer el artículo